Advertencia:

Este blog se escribe desde varios países al recibir las entradas por correo electronico de su(s) autor(es) Las opiniones aqui escritas son propias de los autores, no del editor de este blog que solo se limita a transcribir mensajes por la vía que lleguen desde Cuba. Si vives en Cuba y por alguna razón debes estar en el anónimato y quieres publicar tus ideas contacta con este espacio que a partir de ahora estará disponible para aquellas personas que por cuestiones de seguridad o miedo a la represión quieran hacer públicas sus ideas. Los editores de este blog no tienen ni desean tener ningún dato de los escritores, siempre que se cumpla con las minimas reglas de decencia, respeto, lenguaje y sentido común, sus articulos serán publicados con solo enviarlos a cualquiera de las personas que publicamos lo que nos llega desde Cuba. Enviar entradas a: ojosdecuba@yahoo.com

This blog is written from several countries to receive tickets by email of his (s) author (s) The opinions written here are those of the authors, not the editor of this blog is limited only to transcribe messages from the road arriving from Cuba. If you live in Cuba and for some reason you must be anonymous and want to publish your ideas contact with this space will now be available to those who for reasons of safety or fear of repression want to publish their ideas. The editors of this blog have no wish to have any data from the writers, subject to compliance with the minimal rules of decency, respect, language and common sense, your articles will be published just send them to any of the people who publish what comes from Cuba. Send entries to: ojosdecuba@yahoo.com

sábado, 24 de octubre de 2009

La potencia médica, hace aguas........

En uno de esos días en que un familiar cercano mío tiene que ir al Hospital Ortopédico de La Habana a curarse los puntos de una operación, coincidió en que yo andaba en carro y me ofrecí para llevarlo. Cual sería mi sorpresa cuando veo que para entrar al atorado recinto lleno de personas reclamando atenciones había que cruzar al estilo Indiana Jones un gran charco de agua de algún desagüe roto, pero la sorpresa creció junto con el charco al comprobar con mis incrédulos ojos que salía de las mismas puertas del hospital. Increíble que un sitio donde pasan personas minusválidas y con muchísimo riesgo de caídas esto suceda, increíble que con la gravedad de este asunto estén tan tranquilos pacientes y trabajadores del hospital conversando alrededor de la peste del agua que corre por sus pies y de la insalubridad que genera eso en un sitio que en teoría debe estar lo mas esterilizado e higienizado posible. ¿Será que nos hemos acostumbrado a vivir en mazmorras? El video lo hice yo mismo con mi celular.

No hay comentarios: