Advertencia:

Este blog se escribe desde varios países al recibir las entradas por correo electronico de su(s) autor(es) Las opiniones aqui escritas son propias de los autores, no del editor de este blog que solo se limita a transcribir mensajes por la vía que lleguen desde Cuba. Si vives en Cuba y por alguna razón debes estar en el anónimato y quieres publicar tus ideas contacta con este espacio que a partir de ahora estará disponible para aquellas personas que por cuestiones de seguridad o miedo a la represión quieran hacer públicas sus ideas. Los editores de este blog no tienen ni desean tener ningún dato de los escritores, siempre que se cumpla con las minimas reglas de decencia, respeto, lenguaje y sentido común, sus articulos serán publicados con solo enviarlos a cualquiera de las personas que publicamos lo que nos llega desde Cuba. Enviar entradas a: ojosdecuba@yahoo.com

This blog is written from several countries to receive tickets by email of his (s) author (s) The opinions written here are those of the authors, not the editor of this blog is limited only to transcribe messages from the road arriving from Cuba. If you live in Cuba and for some reason you must be anonymous and want to publish your ideas contact with this space will now be available to those who for reasons of safety or fear of repression want to publish their ideas. The editors of this blog have no wish to have any data from the writers, subject to compliance with the minimal rules of decency, respect, language and common sense, your articles will be published just send them to any of the people who publish what comes from Cuba. Send entries to: ojosdecuba@yahoo.com

viernes, 26 de marzo de 2010

Hasta cuando

Somos de un país perdido en el tiempo.
Cuando todo esto comenzó, quise pedirle a Coco Fariñas que dejara la huelga de hambre. La huelga de hambre en la india le sirvió a Mahatma Ghandi porque eran muchos los que le amaban y la vida, su vida, importaba a los que estaba ocasionando todos los disturbios, en ambos bandos. Le amaban tanto, que pararon sus disputas, hicieron tregua. Pero de que puede valer la vida de un hombre cuando en Cuba todos somos prescindibles, cuando nuestras vidas no valen nada. Nos debemos a un poder superior, que como dios, es inmune a nuestras necesidades ni al más modesto de nuestros reclamos, ni siquiera al derecho a vivir.
La maquinaria ha sido tan milimétricamente conformada, que decir disidente, era hablar de traición a la patria. Soy cubana y disiento del estado que ha mantenido por tanto tiempo las libertades de cada cubano, recortadas, diezmadas, hasta el punto que llegamos a considerar que pensar diferente es un delito.
El machetero no puede escribir. Desde hace días que no recibo noticias de él. Tal vez ese es el precio de abrir los ojos en Cuba, y decirlo. Pero confió en algunos para que continuáramos lo que él había empezado. No se escribir como él. No tengo su capacidad para sintetizar en palabras un sentir, cuando lo único que puedo es sentir.
Un hombre se ha muerto en cuba, de rabia, frustración, impotencia. Se llamaba Zapata y fueron tantas las injusticias que le tocaron vivir, que no pudo más. Decidió castigarlos con su propia muerte en sus consciencias. Pero no recordó que ellos, a estas alturas, después de tantas vidas destrozadas, después de pedirle una gota más de sangre al pueblo de cuba mientras se daban sus consabidos festines, después de tantas familias desintegradas, separadas… se olvidó que ellos no tienen consciencia. Zapata sabía que iba a morir. Sabía que por una “tonta” huelga de hambre, el “sistema” no iba a dar su brazo a torcer. Y aún así lo hizo.
Coco piensa lo mismo.
Por primera vez, he visto a los llamados de “izquierda” de todo el mundo, a pararse a pensar que tal vez los gobernantes de Cuba no eran tan buenos como ellos creían. Y no lo son. Su grandioso marketing para con el resto del mundo se está desmembrando. Yo me alegro. No hay nada más bello que la verdad. Cuba es una carcel, y Fidel y Raúl sus carceleros.
Ya lo decía Martí, un pueblo que se ve obligado a emigrar, es porque sus gobernantes no lo están haciendo bien.
Ellos no tienen consciencia, pero nosotros si. La muerte de Zapata está sobre nuestras consciencias… y la vida de Fariña también.   
Las últimas noticias recibidas son que Guillermo Fariñas tiene el sistema digestivo al borde del colapso. Y fiebre a causa del estafilococo aureo. No se que es eso último. Tan solo se que otro cubano va a morir por todos nosotros. En ningún país que se diga democrático, ni decente, se encarcela por pensar diferente. Pero ocurre en Cuba.
¿Hasta cuando?


La machetera

No hay comentarios: